16 de julio de 2017

Vegana en el Camino -5- (Palas de Rei/Arzúa, 29 km)


Fuente del plano: EROSKI CONSUMER


Esta es la etapa más larga del recorrido gallego del Camino Francés de Santiago. Muchos caminantes la dividen en dos partes para hacerla más cómoda y terminan su jornada en Melide. He puesto 29 km. porque las mediciones varían ligeramente de unas fuentes a otras, desde 28,8km. hasta 29,5 km.


Esta mañana el ruido de otros caminantes que se alojaban en el hotel y que se preparaban para salir, me impidió dormir y salí de Palas de Rei una hora antes de lo previsto.


Una fuente con la figura de un peregrino que camina hacia Compostela me despide de la villa. 


Bajo por la travesía del Peregrino, cruzo la carretera y hay una vía empedrada, sigo descendiendo y me encuentro con la escultura de unos peregrinos bailando (firmada por J. Novo).


El día está nublado, genial para caminar sin asarse, al menos de momento.  


Cruzo el río Roxan y la ruta transcurre ascendiendo levemente por una zona boscosa.


 Paso por algunas aldeas con los típicos horreos gallegos y los cruceiros en los cruces de caminos. 







Según nos vamos acercando a Santiago, los bosques empiezan a cambiar, los robles se mezclan con pinos y en algunas zonas, la gente ha estado (mal) repoblando con eucaliptos, una terrible y desafortunada gestión que hay que erradicar del territorio gallego.

Hoy encontré también gran cantidad de puentes medievales. Destacan el de Leboreiro y el de Furelos.


Andando, andando, llego a la primera parroquia coruñesa del Camino, llamada O Coto y después a Leboreiro, donde se encuentra este Calabazo ( o Cabeceiro) , es un canasto gigantesco que se usa para conservar el maíz (al igual que los horreos).



Al lado del Calabazo, está la Iglesia de Santa Maria de Leboreiro, ya gótica aunque en transición con muchos elementos del románico. En la portada está esculpida una figura de la Virgen.



Y se cruza el río Seco por el puente medieval de Leboreiro , de un solo arco (s. XIV) construido en granito.


El paisaje cambia cuando llego al parque empresarial de Melide (o de la Magdalena). Aquí la Orden do Camino de Santiago ha plantado un Bosque dos Peregrinos, pero  aún faltan muchos años para llegar a bosque, los robles son aún muy jóvenes.


Tras más o menos un kilómetro ( a mi me pareció una eternidad bajo el sol), la cosa cambia y por terrenos arbolados llego al río Furelos.


Lo cruzo por el Puente Medieval de Furelos que está considerado como una de las joyas de arquitectura medieval civil del Camino Gallego a Santiago (s.XII). Está formado por cuatro arcos de medio punto, desiguales. El perfil del alféizar es apuntado sobre el arco principal.


Iglesia de San Xoan de Furelos


Y llego a Melide, con un sol de justicia, para muchos es final de jornada, para otros como yo, un poquito más de la mitad…

… Salgo de Melide subiendo por la rúa Principal .



Luego voy bajando hasta llegar al paso empedrado del río Catasol, una preciosidad de verde y de frescor.



Después de pasar otra zona arbolada , la carretera nacional N-547 parte en dos el Camino a la altura de la parroquia de Boente, donde está esta fuente y este cruceiro.




Sigo caminando, paso al lado de prados, fincas de maíz, subo una cuesta terrorífica y vuelta a bajar de nuevo, entonces llego a un lugar que está definido como “uno de los emplazamientos idílicos del Camino” en Ribadiso do Baixo, ya estoy llegando a Arzúa.

Puente medieval de  Ribadiso do Baixo


Pasado el puente se ve un albergue público que en su día fue el Hospital de Peregrinos de San Antón 
Y ya estoy llegando!!!! Por la Avenida de Lugo llego a Arzúa, hay una oficina de información, me dan un plano donde se ve que el Camino Norte y el Camino Francés se juntan en el medio de esta villa.


Que ver en Arzúa:

Pues yo vi poca cosa. El pueblo se ha ido desarrollando, sobre todo, a los lados de una calle/carretera y lo que es en el centro de la villa sólo La Capilla de A Magdalena, del s.XIV, pero la persona que estaba en la oficina de Información al turista, me dijo que sólo abre para exposiciones y hasta Agosto no hay ninguna.

Hay monumentos interesantes pero hay que ir en coche, así que sólo los nombro, por si alguien quisiera ir:

- La Iglesia de San Paio de Burres (s.XVII)
- La Iglesia de San Cristobo de Dombodán (s. XVIII)

- La Casa Grande de Orxal (s.XVII)


Capilla de A Magdalena (s.XVI), perteneció a la orden de los Agustinos que crearon un pequeño hospital para atender a los peregrinos que iban a Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario