14 de abril de 2017

Cocarrois de Acelgas



Empanadillas en forma de media luna típicas de Mallorca. Tradicionalmente se comen en Semana Santa. Sólo tuve que sustituir la manteca de cerdo por margarina.

Aunque aquí sólo lleva acelgas (me encantan con pasas y piñones y no quise que hubiera más sabores por el medio), pero se pueden hacer con más verduras tales como coliflor, espinacas, col, solas o combinadas. También hay una versión sólo con cebolla y otra dulce añadiendo azúcar a la masa.


INGREDIENTES:


Para el relleno:

1 manojo o dos de Acelgas (depende de la cantidad que venga en cada manojo)
2 Cebolletas (también llamadas sofritos)
1 cucharada de Pimentón dulce
1 cucharada de Sal
Pimienta negra al gusto
3 cucharadas de Aceite de Oliva
Pasas sin semilla
Piñones


Para la masa:

150 ml. de Cerveza o de Agua con gas.
100 ml. de Aceite de Oliva
80 gr. de Margarina
Harina. La que admita, en mi caso fueron 450 gr.
Sal



PREPARACIÓN:


1.- Lavamos las acelgas y las cortamos en juliana fina.

2.- Lavamos las cebolletas y las picamos en dados pequeños (brunoise).


3.- Mezclamos en un bol las acelgas, las cebolletas, el pimentón, la sal, las tres cucharadas de aceite y la pimienta negra al gusto, removemos y reservamos. La sal hará que las verduras pierdan agua, así que a lo mejor, antes de utilizarlas para rellenar los cocarrois, tendremos que escurrirlas bien.

4.- Preparamos la masa. Para ello mezclamos en un bol la cerveza y el aceite. 

5.- Licuamos la margarina en el microondas o al fuego, la añadimos al bol y removemos. Agregamos una pizca de sal.

  

6.- Vamos incorporando poco a poco la harina y seguimos mezclando hasta conseguir una masa homogénea que no se pegue a los dedos. Hacemos bolitas de masa del tamaño de una pelota de golf aproximadamente.

  



7.- Extendemos cada una de las bolitas de masa con el rodillo y rellenamos con una cucharada colmada de las verduras, ponemos algunas pasas y algunos piñones.


8.- Cerramos los cocarrois cogiendo la masa por los extremos hacia arriba, dejando el relleno en el centro y apretando con los dedos para sellarlos (queda como una cresta). 


9.- Una vez cerrado, hacemos un repulgue con los dedos, doblando porciones más o menos iguales de masa para formar el cordón típico de los cocarrois.


10.- Los colocamos sobre la bandeja del horno (en la que habremos puesto una lámina de papel vegetal).

  

11.- Introducimos en el horno precalentado previamente, en la posición intermedia, a 180ºC, con el calor por arriba y abajo, durante 30-35 minutos ( a veces puede ser incluso 40 dependiendo del horno de cada uno, en el mío fueron 30).


123.- Pasado ese tiempo, cuando veamos que están doraditos, retiramos del horno y dejamos que enfríen sobre una rejilla.





No hay comentarios:

Publicar un comentario