1 de marzo de 2017

Como cocinar Quinoa


Cuando nos encontramos por primera vez con este maravilloso pseudo-cereal, podemos pensar que es algo tremendamente complicado, pero si seguimos uno o dos consejos sencillos, nuestros platos con quinoa resultarán un éxito.


Lo fundamental al cocinar quinoa, es lavarla muy bien para que desprenda la saponina que contiene, es tóxica y además amarga. 

Hay un gran número de plantas que contienen saponina en diferentes concentraciones, por ejemplo la yuca o el ginseng.


Yo la pongo en un colador y la paso por varias aguas en un bol hasta que el agua sale prácticamente transparente, a veces incluso dejo el grifo abierto mientras lo hago.

Tampoco conviene que la quinoa quede en remojo mucho tiempo porque conseguiríamos el efecto contrario, la saponina se depositaría en su superficie y no podríamos quitarla.


Una vez lavada y escurrida la ponemos a hervir en el doble de agua (una taza de quinoa limpia y escurrida por cada dos tazas de agua), (aunque en algunas recetas pone que se use tres partes de agua por una de quinoa), durante unos 15- 20 minutos, hasta que el grano se ponga transparente y se libere su germen blanco.

Se cuece a fuego moderado-lento, con la tapa puesta para evitar que se evapore el agua, debe absorberla la quinoa, si al final quedara alguna, dejamos que repose y terminará de absorberse.

NOTA: Si vemos que vamos a tener problemas con las proporciones y nos queda con mucho líquido, pues paciencia, la colamos y solucionado, aunque es mejor dejar que absorba el agua, igual que haríamos cuando cocinamos arroz en una paella por ejemplo.

No debemos remover, o si lo hacemos ha de ser con mucho cuidado, el grano es muy delicado, tampoco se debe dejar hervir demasiado tiempo para que no se deshaga.

Se sala al final, para que no pierda propiedades.


Una vez cocida, habrá doblado su volumen. Retirar del fuego y dejar reposar unos minutos.

OPCIONAL: 
- Previamente, tostar la quinoa en una sartén, una vez lavada y escurrida, unos minutos, para darle sabor a nuez, aunque no es imprescindible.
- También se puede sustituir el agua por caldo de verduras, para acentuar el sabor.

  


 


  


No hay comentarios:

Publicar un comentario