5 de junio de 2016

Albóndigas de Quinoa y Garbanzos con Pisto de Verduras



INGREDIENTES:

Para las Albóndigas:

250 gr. de Garbanzos que pondremos a remojo la noche anterior (Los pesé antes de ponerlos a cocer y pesaban el doble=500 gr.)
100 gr. de Quinoa
1 cucharadita de postre de Cebolla deshidratada (usé una que lleva orégano añadido)
1 diente de Ajo
1 cucharadita (de postre) de semillas de cilantro molidas
1 cucharadita (de postre) de Pimentón Dulce
Sal y Pimienta

OPCIONAL: Pan Rallado o Harina de Garbanzo si vas a freír las albóndigas, si las vas a hacer en el horno, no hace falta.


Para el Pisto:

1/2 Cebolla
1/2 Calabacín
1/4 Berejena
1/2 Pimiento
1 diente de Ajo
2 botes de Tomate Triturado(use sin azúcar añadido)
Perejil fresco picado
Sal y Pimienta
Aceite de Oliva


PREPARACIÓN:


1.- Cocemos los garbanzos en agua con sal. Escurrimos y reservamos.

2.- Lavamos bien la quinoa para que pierda la saponina, que además de ser tóxica, si no la quitamos, amargaría la comida.

3.- Cocemos la quinoa en agua (doble cantidad de agua que de quinoa) durante unos 20 minutos. Salamos al final de la cocción. Si fuera necesario, escurrimos y reservamos.


4.- Ponemos los grabanzos en el vaso de la batidora y agregamos todos los ingredientes de las albóndigas menos la quinoa. Batimos.

  

5.- En un bol, mezclamos la quinoa con los garbanzos batidos. Amasamos bien y le vamos dando forma a nuestras albóndigas.


6.- Podemos pasarlas por pan rallado o por harina de garbanzo y freírlas, yo las metí en el horno precalentado a 180ºC en la posición intermedia y con el turboventilador durante 10 minutos (el tiempo, como digo siempre, depende del horno de cada uno, la cuestión es que se doren un poco y adquieran cierta consistencia por fuera, ya que los ingredientes que hemos usado ya estaban cocinados).

7.- Ahora toca hacer el pisto, para ello vertemos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y pochamos las verduras, empezando por la cebolla, cuando veamos que está transparente, echamos el resto de verduras y rehogamos un par de minutos.


8.- Vertemos el tomate triturado, salpimentamos y espolvoreamos con perejil fresco picado. Dejamos que se vaya consumiendo el líquido, removiendo a menudo para que no se pegue.

  

9.- Cuando el pisto tenga la consistencia deseada, apagamos el fuego, ponemos encima las albóndigas con ayuda de una cuchara, las cubrimos con el pisto. Dejamos que repose un par de minutos y empatamos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario