18 de julio de 2014

Cebolla Caramelizada



Lo ideal para caramelizar cebolla es cocinarla a fuego lento, removiendo continuamente para que, con el tiempo, oxide su propio azúcar… pero este proceso es muy lento, a veces incluso de más de una hora, por eso (y aunque sea un procedimiento poco ortodoxo), para ganar tiempo, se le puede agregar azúcar a la preparación… Aunque insisto, para los "puristas" esto es un error garrafal…



INGREDIENTES:

1 Cebolla grande
1 cucharada sopera de Azúcar moreno (si pones más cebollas, aumenta un poco la cantidad de azúcar)
Aceite de Oliva
Vinagre de Vino Blanco o Vino Blanco 
Sal

PREPARACIÓN:

1.- Pela la cebolla y córtala en juliana.


2.- Vierte un chorro de aceite de oliva en una sartén y echa la cebolla. Deja que se haga durante unos diez minutos a fuego medio-bajo, removiendo continuamente.


3.- Añade el azúcar y sigue removiendo por espacio de 20-25 minutos. Fuego lento.


4.- Echa un chorro de vinagre de vino blanco (o de vino blanco)  y espolvorea con una pizca de sal. Deja que el alcohol se reduzca (cinco minutos aproximadamente), siempre sin dejar de remover.


NOTAS:

1.- Las mejores cebollas son las moradas, que son ya dulces y son las que hay que escoger para caramelizar sin usar azúcar a mayores (que sería lo ideal).

2.- Una vez preparada, dura varios días en el frigorífico. También se puede congelar.

3.-Si lo que quieres es hacer cantidad, tienes que tener en cuenta que se reduce mucho al cocinarse, un kg. de cebollas pueden quedar al final en unos 200 gr. de cebolla caramelizada.







No hay comentarios:

Publicar un comentario