25 de mayo de 2014

Pudín de Chía



Con las cantidades indicadas, hice 4 copas bien colmadas

INGREDIENTES:

150 gr. de Semillas de Chía
500 ml. de bebida vegetal (usé de Arroz)
ralladura de la piel de 1/2 limón ( Puede sustituirse por 1 cucharadita de esencia de vainilla o de anís)
2 ó 3 cucharadas de sirope de agave


PREPARACIÓN:


1.- Mezclar la bebida de arroz con el sirope, añadir la ralladura de limón remover hasta que se diluya bien.

2.- Añadir las semillas de chía, remover teniendo cuidado de que queden bien empapadas de liquido y meter en el frigorífico durante una hora como mínimo.

3.- Pasado ese tiempo, el pudín ya estaría listo para consumir.  Simplemente habría que añadirle algo de fruta picada por encima a modo de decoración: plátano, fresas, mango, melocotón… 

 

4.- En el caso que nos ocupa, vamos a hacer una decoración más elaborada, de fiesta… para ello necesitaremos:

- Fresas (unos 400gr. más o menos)
- Azúcar moreno, 4 cucharadas soperas
- Bebida de arroz, 2 tazas (usé esta porque es la que había utilizado para remojo de las semillas pero sirve cualquier bebida vegetal) + azúcar al gusto
- Agar-agar, 1 cucharada sopera (leer las instrucciones, depende de la marca)



5.- Lavamos y troceamos las fresas, echamos el azúcar, removemos y reservamos (en el frigorífico).

6.-  Echamos casi toda la bebida de arroz ( azucarada al gusto) en un cazo (dejamos un poco, para diluir el agar-agar en frío). Ponemos al fuego.

7.- Cuando empiece a hervir, añadimos la dilución de agar-agar, removemos y dejamos que cueza a fuego bajo durante 8 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Retiramos del fuego y esperamos a que esté templado.

8.- Vertemos entonces sobre el pudín de chía que habremos puesto  en copas y cuando esté completamente frío, metemos en el frigorífico durante unas horas (yo lo dejé de un día para otro)

9.- Ya solo nos queda, decorar con las fresas que tenemos en reserva y servir.


NOTA:
Lo ideal es consumir las semillas de chía al natural, mejor que en suplementos o en aceites, ya veis que la forma de prepararlas es muy sencilla, la proporción viene a ser más o menos de 1/3 de taza de semillas de chía + 2 tazas de líquido (agua o bebidas vegetales).

La maravilla de las maravillas es que no contienen colesterol y son bajas en grasas saturadas… pero hay que andar con cuidado y no atiborrarse, ya que al igual que los frutos secos, tienen bastantes calorías.






No hay comentarios:

Publicar un comentario