6 de diciembre de 2013

Hojaldres rellenos de Cabello de Ángel





INGREDIENTES:

Para el Cabello de Ángel:
1 Calabaza madura de la variedad Cidra ( es dulce, no sirven las otras calabazas)
1 palito de canela
Azúcar (igual cantidad que el peso de la pulpa de la calabaza cocida y escurrida - yo puse la mitad porque no me gusta demasiado dulce)
Piel de 1 limón (opcional)

Masa de Hojaldre. Si quieres hacerla => (AQUI) También puedes comprarla ya preparada (sin ingredientes de origen animal);

Azúcar Glas




PREPARACIÓN:

Lava bien la calabaza y córtala en trozos, con la ayuda de un cuchillo y un mazo porque es muy pero que muy dura. 

Ponla en una olla con agua a cocer a fuego lento hasta que los hilillos se desprendan con facilidad (entre 1/2 hora y 45 minutos). Tras hacer esto, retira el palito de canela y la cáscara de limón, escúrrela y deja que enfríe un poco para poder manipularla cómodamente y sin quemarte.

Separa la carne de la corteza de la calabaza y retira las pepitas (esta es la parte más engorrosa, hay que armarse de paciencia). Escurre bien y pesala para saber la cantidad de azúcar que tienes que poner. Verás que toda la pulpa es filamentosa.

En una sartén un poco honda, tipo Wok, echa  el azúcar y un poco de agua y ve haciendo un almíbar… cuando esté a punto de hebra, añade la pulpa, el palito de canela y la cáscara del limón. Remueve continuamente hasta que se consuma el azúcar, esté bien espeso y cambie el color… y ya tenemos hecho el cabello de ángel. Retira del fuego y reserva.



Extiende la masa de hojaldre y corta cuadrados de aproximadamente 10 x 10 cm. Pon un poco de cabello de ángel en cada rectángulo, doblálos al medio para hacer una especie de empanadillas rectangulares y cierra los bordes aplanando cuidadosamente con los dedos. Yo no les puse mucho relleno para que no quedaran excesivamente dulces.

Coloca los hojaldres en una bandeja de horno en la que previamente habrás puesto una lámina de papel de hornear y mételos en el horno caliente a una temperatura de 180-200ºC durante diez minutos más o menos.

Retira del horno y cuando pasen un par de minutos, pásalos a una rejilla enfriadora.

Cuando estén fríos, cúbrelos con azúcar glas (opcional)





No hay comentarios:

Publicar un comentario