3 de noviembre de 2013

Romanescu con Avellanas



El romanescu o romancesco es un vegetal espectacular, de forma cónica y fractal y un precioso tono verde lima. Parece traído de otro planeta o de una galaxia muy muy lejana…… Es tan llamativo que enseguida te entran ganas de inventar recetas o de hacer un plato súper-original con él porque el resultado óptico es sorprendente.
Es rico en vitamina C, apenas tiene calorías y produce menos gases que la coliflor.
Para preparar esta receta necesitas:


1 Romanescu fresco
100 gr. de Avellanas enteras peladas
1 cucharada de Harina de Trigo
2-3 dientes de Ajo
Sal, Pimienta, Nuez Moscada, Aceite de Oliva


PREPARACIÓN:

Limpia el romanescu y divide sus ramilletes. Ponlo a cocer en agua que apenas lo cubra con sal ( unos diez minutos más o menos. Yo lo hice en la olla a presión y le di cinco minutos). Escurre y reserva.
Reserva también 300 ml. del caldo de cocción.
Pon un chorro de aceite de oliva en una sartén y fríe los ajos pelados y enteros y las avellanas, no los frías mucho, sólo hasta que tomen color. Retira y ponlos en el vaso de la batidora, reservando algunas avellanas para la decoración final. Bate y reserva.
En el aceite que queda en la sartén tuesta la harina removiendo continuamente. Ve añadiendo poco a poco el caldo de la cocción manteniendo el fuego lento.
Deja que se cocine lentamente. Cuando esté hecho (unos diez minutos), espolvorea con nuez moscada.
Emplata los ramilletes de romanescu, echa la salsa por encima y dale el toque final con las avellanas enteras que habías reservado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario