10 de noviembre de 2013

Croquetas de Quinoa con Nueces


Que decir de la quinoa????? Entre sus muchas y beneficiosas propiedades, hay que destacar que es uno de los pocos alimentos vegetales que posee todos los aminoácidos esenciales necesarios para formar nuevas proteínas.
Es un pseudocereal fácil de preparar y con un éxito asegurado, sólo hay que tener la precaución de lavarla bien, de pasarla por varias aguas para que pierda las saponinas que contienen los granos y que le dan un sabor amargo. Hoy vamos a hacer croquetas……………..


QUE NECESITAS:

PARA EL RELLENO:
100 gr. de Champiñones o cualquier otra seta que te guste.
100gr. de Nueces
1/2 Pimiento Rojo
1 Puerro
2 Zanahorias
1 taza de Quinoa Real
2 tazas de Agua
Aceite de Oliva, Sal y Pimienta.

PARA LA BECHAMEL:
45-50 gr. de Harina de Trigo
300 ml. de bebida de Soja
Sal

PARA REBOZAR:
Harina de Garbanzo y Agua. La proporción es de una cucharada de harina por dos de agua.
1 chorrito pequeño de zumo de limón (para eliminar el sabor a garbanzo) Es opcional.

Añadí las nueces troceadas para darles una textura con "tropezones", pero están igual de buenas sin ellas. Si lo deseas puedes ponerle frutos secos: avellanas, pistachos, anacardos…


COMO PREPARARLAS:

Lo fundamental cuando cocinemos quinoa es lavarla super-bien para que no amargue. Yo la pongo en un colador y la paso por varias aguas en un bol hasta que el agua sale prácticamente transparente.

Una vez lavada y escurrida la ponemos a hervir en el doble de agua (2 tazas) durante 20 minutos, se sala al final, para que no pierda propiedades.

Pica las nueces en trocitos y reserva. Pica finamente el pimiento, la zanahoria, los champiñones y el puerro. Si lo deseas puedes darle a la zanahoria un pequeño hervor porque sino puede quedarnos algo dura.

Pon una sartén con un chorro de aceite y cuando esté caliente dora el puerro picadito, ve añadiendo el resto de los ingredientes: los champiñones, el pimiento y por último la zanahoria (si le diste un hervor, sino echála al principio). Salpimentamos. Cuando esté todo pochado, echamos la quinoa cocida y escurrida (si le quedara algo de líquido) y las nueces, removemos para que se mezclen los sabores, retiramos del fuego y reservamos.

Nos disponemos entonces a hacer la bechamel, para ello, echamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y ponemos la harina a tostar. Vamos añadiendo la bebida de soja poco a poco, removiendo continuamente y controlando que no nos queden grumos. Salamos y vamos removiendo hasta conseguir una bechamel espesa. Entonces, echamos la mezcla de quinoa, removemos bien y dejamos reposar hasta que se enfrie.

Yo normalmente hago las croquetas de un día para otro. Primero preparo todo lo que será el relleno y al día siguiente hago las bolitas, las rebozo y las frío.

Dale forma a las croquetas.

Prepara el rebozado con la harina de garbanzo y el agua, si quieres puedes añadirle un poco de zumo de limón. Esto sustituirá al huevo.

Pasa las croquetas por dicha mezcla y por pan rallado y fríelas en aceite de oliva bien caliente hasta que estén doradas. Escúrrelas y ponlas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Y…voilà, ya están listas para que las presentes en la mesa de la manera que más te guste…………………………….. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario